“Las oportunidades se crean en tiempos de crisis”.

Main Reaction - The TFL Blog | Diciembre 2022

¿Hemos alcanzado el fin de la globalización?

Solo mire alrededor. Los países han comenzado a implementar el proteccionismo, el Brexit, los problemas en la cadena de suministro creados por el Covid-19 y la agresión contra Ucrania han ayudado a descarrilar la ola de integración global que se desató con la caída del Muro de Berlín en 1989.

En aquel entonces, la contienda de la Guerra Fría entre Oriente y Occidente parecía haber terminado. Internet parecía estar listo para fomentar la comunicación mundial acelerando la integración de visiones del mundo, productos, ideas y cultura. Pero la economía mundial parece estar desacoplando gradualmente, para empezar, una zona occidental y una zona oriental (china). La reducción de los flujos de inversión extranjera directa entre China y Estados Unidos en los últimos cinco años de $30 mil millones a $5 mil millones es un ejemplo de un proceso de desglobalización amplio y profundo. Por supuesto, la globalización como flujos de comercio continuará. Pero la globalización como fuerza impulsora de los asuntos mundiales parece haber terminado.

El sector automotriz todavía está luchando con la escasez global de semiconductores en Taiwán como el "epicentro" y con la interrupción de los bloqueos de COVID-19 en China, que han afectado el envío de piezas y materiales. Como resultado, en muchos lugares se están reconsiderando las estrategias de abastecimiento, y esto nos hace preguntarnos si "justo a tiempo" es una idea del pasado; no hace mucho tiempo, evaluar cómo recuperar un trabajo de la cadena de suministro "internamente" era impensable.

No obstante, la globalización empoderó a la ciencia. Mientras que científicos de todo el mundo compiten con sus colegas en otros países, también colaboran más que nunca. El número de esfuerzos de colaboración científica ubicados en diferentes países está en auge. La velocidad a la que los científicos pudieron crear las vacunas contra el Covid-19, luego producirlas a gran escala y distribuirlas en todo el mundo en un tiempo récord, salvando así millones de vidas, es un ejemplo importante. Si un ejemplo tan exitoso de globalización puede ocurrir una vez, puede ocurrir una y otra vez.

El sector del cuero no está exento, y es hora de repensar nuestras estrategias sobre cómo reducir el impacto de los costos de envío, el aumento de los precios de la energía y la escasez de materias primas mediante la implementación de nuevas estrategias, la inversión en la investigación de nuevas tecnologías para optimizar nuestro procesamiento del cuero y hacerlo más sostenible. “Las oportunidades se crean en tiempos de crisis”.

Rodolfo, Germany

Automotive leather specialist at TFL
#Leathersmelllover
Send a message

Esto también podría ser interesante para usted: